Zapatos camarero 

Mostrando 1 - 13 de 13
Mostrando 1 - 13 de 13

Escoge los mejores zapatos para camarero

Elegir los mejores zapatos de camarero para tu plantilla es más fácil que nunca gracias a la amplia colección que tenemos en Tot Treball. Si estás pensando en cambiar o ampliar tu repertorio de calzado, en nuestra Ecommerce podrás acceder a todas nuestras opciones y elegir los más adecuados al estilo de tu establecimiento.

El trabajo de camarero es muy activo. La jornada laboral se centra en la atención de mesas y barra de manera constante, por lo que es fundamental que no solo el uniforme profesional sea lo más cómodo posible, sino que también lo sea el calzado. 

Nuestros zapatos están fabricados con materiales de primera calidad tanto en su interior como en su exterior. Son altamente resistentes ante desgarros y agentes químicos, perfectos para su uso en cocinas y salas. Todos tienen suela antideslizante, pensada para evitar resbalones innecesarios, además de cómodas plantillas acolchadas y transpirables.

Cómo escoger los zapatos para camarero más adecuados

Para elegir el calzado más conveniente y que su uso sea confortable tanto de pie como caminando, debes centrarte en los siguientes requisitos:

  • Que se ajuste al pie. Escoge tallas suficientes para que tus trabajadores puedan elegir la más adecuada a su pie. Es importante que la punta no pellizque los dedos y que el talón no se resbale.
  • Que sea cómodo. El confort va directamente relacionado con que el pie esté bien ajustado al zapato y cuente con un interior correctamente acolchado con plantillas de espuma, forro antibacterial que absorba la humedad, un talón ligeramente alto, plataforma gruesa y blanda, etc.
  • Fácilmente adaptable. El zapato debe ser flexible y ligero, que no haga ni heridas ni pequeñas rozaduras.
  • La tracción. Para protegerse contra resbalones y caídas, el zapato debe ser antideslizante para que permita una mayor fijación. Debe tener una banda en la zona de la planta que ayude a agarrarse a superficies lisas y resbalosas, que tenga la tracción necesaria para evitar una caída.